http://www.eldiario.es/politica/Barcenas-confirma-Borbon-ocultar-fortuna_0_602639863.html

Ocultar publi X
PUBLICIDAD
Bárcenas: El dinero en Suiza era "como un fondo de pensiones fuera de España"
Bárcenas, a su llegada a la sede de la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares. EFE

Luis Bárcenas ha explicado el martes al tribunal del juicio de Gürtel que creó una sociedad panameña para gestionar cuentas en Suiza con la ayuda del bufete Favona, el mismo bufete que ayudó los herederos de María Cristina de Borbón Parma, prima del rey Juan Carlos, a ocultar 4,5 millones de euros de herencia a la Hacienda Pública.

En su segundo día de declaración, Bárcenas ha dicho que la fundación que creó, Sinequanon, “no era una sociedad pantalla, en todo caso una sociedad visillo, porque se me veía a mí perfectamente, no había ocultamiento”. Ha asegurado que para su creación contó con la ayuda del despacho Favona, subsidiario del banco  Lombard Odier, “que también utiliza parte de la familia real”.

Según los Papeles de Castellana que publicó eldiario.es, o cho familiares del rey Juan Carlos pusieron en marcha una red de sociedades con sedes en Panamá e Islas Bermudas para repartirse la herencia de su tía, María Cristina de Borbón-Parma, y dejar el dinero en tres cuentas suizas protegidas por el secreto bancario.

En el entramado societario que crearon para ello contaron con la ayuda de Favona, la empresa que  el banco suizo Lombard Odier con sede en Ginebra ponía a disposición de sus clientes más acaudalados para proteger sus identidades.

Los más de cuatro millones de euros de la herencia permanecieron desde 2009 y durante tres años ocultos bajo el secreto bancario suizo y solo afloraron con la amnistía fiscal aprobada por el Gobierno de Mariano Rajoy en 2012. En noviembre de ese año, al menos dos de los herederos realizaron sucesivas declaraciones tributarias especiales y pagaron a Hacienda por el 10% de los rendimientos de sus inversiones en los últimos tres ejercicios.

“Prefería tener el dinero fuera de España”

Bárcenas ha tenido que explicar por qué acumuló su fortuna, la que según su versión obtuvo de negocios privados como la compraventa de arte, en cuentas suizas y no españolas. El extesorero del PP ha dicho con tono tranquilo que prefería ingresar su dinero en el país helvético y no declararlo en España, pero sin más explicación. La fiscal Concepción Sabadell le ha recordado que en otras declaraciones apuntó a las ventajas fiscales como motivo.

“Prefería tener el dinero fuera de España”, ha dicho Bárcenas, que ha justificado su decisión aludiendo a que se trataba de ingresos por negocios en el extranjero. Cuando la fiscal le ha preguntado por qué no ingresó ese dinero en sus cuentas españolas, ha contestado que no quería hacerlo y que esos ingresos no estaban declarados en España.

Bárcenas ha explicado al tribunal que juzga el caso Gürtel que ese dinero era “como un plan de pensiones fuera de España”. Las investigaciones de la trama corrupta destaparon que el extesorero llegó a tener 47 millones en sus cuentas en Suiza.

Esas cuentas que estaban a su nombre pasaron a ser titularidad de una fundación panameña creada por el propio Bárcenas. Según su explicación, la puso en marcha para gestionar fondos de otros “inversores iberoamericanos”, incómodos con que su dinero estuviese en una cuenta a nombre de un particular: “Mi abogado en Argentina dice a los inversores que les gustaría que estuviesen a nombre de una sociedad”.

Sin embargo, la fiscal le ha recordado que es la primera vez que da esta versión sobre la fundación. En otras declaraciones dijo que la había creado como consecuencia de su entrada en política –acababa de ser elegido senador y la fundación le permitía ocultar su nombre a las autoridades suizas– y por un cambio en la fiscalidad europea. “Era más beneficioso para mí”, le ha recordado Sabadell que dijo.

Dos años para justificar sus ingresos

Bárcenas ha detallado hoy de donde procede parte de la fortuna que guardó en Suiza. Si no la ha justificado hasta ahora es, ha dicho, porque su labor de recopilación de información se vio interrumpida con su detención. Desde que fue puesto en libertad en enero de 2015 y hasta “el pasado domingo”, ha analizado todos los documentos que posee para justificar el origen de sus fondos.

En el desglose de sus ingresos, destacan los 3 millones de euros que le dieron los inversores iberoamericanos, las operaciones de compraventa de arte, que sumaron 1,83 millones, 730.000 euros por la venta de acciones de Endesa o 174.000 euros que el exsenador Luis Fraga le devolvió por un préstamos que Bárcenas le había hecho. En total, estas cantidades suman unos 8,5 millones de euros.

El extesorero ha reconocido que no conserva documentos de muchas de esas operaciones, y que no puede justifcarlas con contratos de compraventa porque sus ganancias no vienen de ese tipo de negocios. Él actuaba como intermediaron y quienes llevaban las operaciones le ingresaban directamente el dinero en sus cuentas. En ocasiones se trataba de “contratos verbales”.

Anuncios