http://www.elmundo.es/espana/2017/01/24/58867efe22601d80338b462c.html

 

Javier Maroto, en una rueda de prensa celebrada recientemente.
Javier Maroto, en una rueda de prensa celebrada recientemente. ÁNGEL NAVARRETE

Varias enmiendas pidiendo su legalización llevan el asunto al congreso del partido

24/01/2017 03:07El congreso del PP debatirá sobre la maternidad subrogada. El intento de dejar fuera este debate no incluyéndolo en la ponencia social no ha servido de nada. Su redactor, el vicesecretario de Sectorial, Javier Maroto, confirmó el lunes que se han presentado enmiendas que defienden su legalización.

«Vamos a tener el debate de gestación subrogada en este congreso, ya nos han anunciado enmiendas al respecto para que se regule sobre este asunto; es una decisión que abordaremos todos los compromisarios», avanzó. Maroto apuntó que «en el último año en España se han registrado más niños a través de gestación subrogada que por adopción internacional». «Los niños están llegando, se regule o no», dijo. Por ello, consideró importante «hablar de los derechos y deberes que esos menores tienen en el país».

El dirigente popular se ha manifestado públicamente a favor de esta práctica y en algunos ámbitos del PP se pensaba que apostaría en su ponencia por su regulación de manera clara. De hecho, Maroto, aún sin pretenderlo, se ha convertido dentro del PP en el abanderado de la defensa de nuevos derechos civiles, alejados de los postulados habituales del partido. Sin embargo, la enorme controversia que generan en el PP estos asuntos dejaron fuera de la ponencia la gestación subrogada, también conocida de manera común como vientres de alquiler.

Maroto explicó que, «de igual forma que en algunos países existen granjas de mujeres para adopciones y la respuesta de las democracias occidentales no es prohibir la adopción internacional, sino regular para evitar que esas situaciones se produzcan, lo mismo cuando hay otras situaciones que no gustan y es necesario regularlas».

Por ello resulta «necesario» debatir sobre la gestación subrogada y ver «qué posición se adopta», defendió el vicesecretario popular. Las técnicas de reproducción asistida con vientres de alquiler, explicó, «han permitido tener hijos a muchas familias con garantías protegiendo a los progenitores y a los niños» y cuando se ha «demostrado que tienen un carácter altruista se han dado pasos firmes».

El PP ya intentó avanzar en este asunto de la mano de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes. En marzo de 2016, Cifuentes impulsó junto a Ciudadanos una proposición de ley en la Asamblea de Madrid para regular la maternidad subrogada. Sin embargo, la ruptura de la disciplina de voto de tres diputados populares impidió que saliera adelante. Desde ese momento no ha dejado de ser motivo de polémica.

El parlamentario que votó en contra -los otros dos abandonaron el Hemiciclo-, Luis Peral, ha presentado una enmienda a la ponencia política y de estatutos en la que plantea que el PP permita el voto en conciencia. Esta enmienda cuenta con el apoyo de ex diputados y ex senadores que apoyaron una reforma de la Ley del Aborto para sustituir la actual ley de plazos y que fueron expedientados y borrados de las candidaturas por defender la posición tradicional del PP.

Una de ellas, Lourdes Méndez, ex diputada y ex portavoz de Política Social del PP en el Congreso, ha propuesto, también vía enmienda para el cónclave de febrero, que el PP en ningún caso legalice la maternidad subrogada. En su opinión, «no constituye una forma más de reproducción asistida ni se trata de un progreso o avance social. Por el contrario, es una nueva forma de explotación que atenta contra la dignidad tanto del niño como de la madre, abusando del estado de necesidad en que se encuentran mujeres jóvenes en situación de pobreza».

En este debate está inmerso el PP y ya, sin solución, deberá solucionarlo en el congreso.

Anuncios