http://elpais.com/diario/1998/01/27/economia/885855613_850215.html

La familia Kennedy ha vendido algunos de sus principales negocios, que incluyen agencias inmobiliarias y un complejo comercial en Chicago, por 625 millones de dólares (93.700 millones de pesetas), según anunció ayer un portavoz de la familia.

La familia ha incluido en la venta el complejo comercial Merchandise Mart, que fue construido en 1930 por el patriarca de los Kennedy, Joseph Kennedy, y que es tan amplio que posee su propio código postal y una línea interna de ferrocarril.

En total, se han vendido a la compañía inmobiliaria Vornado Realty Trust bienes por valor de 465 millones de dólares en efectivo, más una deuda de 50 millones, y otros 110 millones en acciones de la empresa, hasta totalizar los 625 millones de la transacción.

Christopher Kennedy, portavoz de la familia, ha explicado para justificar el momento y la cuantía de la venta una frase de su abuelo Joseph Kennedy, “sólo un loco espera [para vender] a la más alta cotización del dólar”.

Joseph Kennedy, padre del que fuera presidente de Estados Unidos, John Fitzgerald Kennedy, asesinado en Texas en 1963, construyó una fortuna económica en los años 40 con las inversiones bursátiles y los negocios de alcohol.

El Merchandise Mart, considerado el buque insignia de los negocios de la familia en los años 90, fue comprado en 1945 por el patriarca de los Kennedy, con una inversión de 12,5 millones de dólares. Es un complejo comercial construido en 1930 en piedra y terracota, junto al rio Chicago y está conectado con otros importantes centros comerciales de la ciudad mediante una línea subterránea ferroviaria.

Además del Merchandise Mart, los Kennedy han vendido ahora el Chicago Apparel Center, adyacente al Merchandise Mart, el Washington Design Center y el Washington Office Center, todos ellos propiedades inmobiliarias de alta calificación.

La fortuna de la familia Kennedy, buena parte de cuyos miembros han fallecido en circunstancias violentas, está considerada como una de las más importantes en EE UU, con gran presencia en las inversiones bursátiles y mercados financieros.

Christopher Kennedy, vicepresidente ejecutivo de las empresas que se han vendido, se mantendrá en el puesto que ocupa en la dirección de las empresas, para gestionar las propiedades en los mercados inmobiliarios. Christopher Kennedy es hijo del fallecido senador Robert Kennedy, quien murió asesinado el 6 de junio de 1968 en Los Angeles.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de enero de 1998

Anuncios