https://infovaticana.com/2017/01/17/diez-anos-todos-musulmanes-culpa-nuestra-estupidez/

El arzobispo emérito de Pompeya Carlo Liberati ha querido manifestar de manera firme, sin tapujos y huyendo del discurso al que solemos estar acostumbrados, su opinión sobre la paulatina islamización de Europa ante la pasividad de occidente.

Estas han sido las rotundas palabras de Carlo Liberati, el arzobispo emérito de Pompeya (Italia). El prelado ha querido manifestar de manera firme, sin tapujos y huyendo del discurso al que solemos estar acostumbrados, su opinión sobre la paulatina islamización de Europa ante la pasividad de occidente. “En diez años vamos a ser todos musulmanes por culpa de nuestra estupidez”, ha sentenciado.

Dejando a un lado la corrección política, el religioso quiso destacar durante una conferencia el ateísmo que se está viviendo tanto en Italia como en el continente europeo, algo que Liberati definió como una “decadencia moral que favorece al islam”.

El arzobispo emérito quiso subrayar también la necesidad de llevar una verdadera vida cristiana en Europa, al mismo tiempo que advirtió sobre la “débil fe cristiana” y la ausencia de vocaciones debido a que la Iglesia “no está trabajando bien”.

Asimismo, optó por recordar el declive de la población europea frente al crecimiento de la musulmana -en 1970 había dos mil musulmanes en Italia y ahora hay más de dos millones- ya que, según el religioso, “ellos tienen hijos y nosotros no”.

Por último, quiso denunciar la situación de muchos italianos que viven en medio de la pobreza. “Ayudamos sin demora a aquellos que vienen de afuera y nos olvidamos de muchos pobres y viejos italianos que están comiendo de la basura. Necesitamos políticas que se ocupen primero de los italianos: los jóvenes y los desempleados”.

“¿Cuál es el punto de que haya tantos inmigrantes que, en vez de agradecer por la comida que les damos, la tiran, se quedan horas mirando sus celulares e incluso organizan disturbios?”, concluyó.

Cabe recordar como, en esta misma línea, el sacerdote iraquí Behnam Benoka también quiso advertir a los europeos, instándoles a “cuidar bien vuestra casa, vuestra ciudad y vuestra cultura”, para evitar -o al menos intentar- que el lugar donde viven se convierta “en un continente islámico en los próximos veinte años”.

Anuncios