http://www.abc.es/espana/madrid/abci-intenta-asesinar-mujer-simulando-suicidio-estanque-retiro-201702180029_noticia.html

  • 14
  • Compartir
  • Compartido 1.1k veces
Imagen de archivo del Monumento a Alfonso XII, cerca del que apareció la mujer
Imagen de archivo del Monumento a Alfonso XII, cerca del que apareció la mujer – Maya Balanyà

Maquiavélico. Así fue el plan urdido por Carlos C. S., de 37 años, para, presumiblemente, asesinar a su mujer Roxana B. A., de 41. Llovía sobre mojado ya que él había sido condenado por violencia de género y detenido en cuatro ocasiones por este delito contra su pareja, con la que a pesar de todo, seguía viviendo en Rivas-Vaciamadrid. Incluso le impusieron una orden de alejamiento de ella y de su única hija, que ya venció. Pero seguían juntos.

Sea como fuere, este maltratador recalcitrante decidió que iba a quitarle la vida a Roxana. Eligió el modo:el suicidio. Y la fecha: el día 15, después de San Valentín. Carlos le dio una brutal paliza a Roxana, presumiblemente en su casa, y luego la dejó abandonada junto al estanque del Retiro, en las escaleras del monumento a Alfonso XII, justo a la orilla del agua. De hecho, ella estaba manchada de barro y sus ropas, que tenía al lado, empapadas.

Junto a ella había también una caja de pastillas y una botella de alcohol casi vacía. Carlos estaba convencido de que todo el mundo pensaría que su mujer se había quitado la vida. Pero sus planes se frustraron.

Fueron unos agentes de la Policía Municipal quienes, sobre la 08.00 horas, vieron a la víctima. Estaba semiinconsciente; casi no podía articular palabra, por lo que no sabían quién era, y tenía grave riesgo de ahogamiento de haber sumergido la cabeza en el agua, dado el estado en el que se encontraba. Avisaron de inmediato al Samur, que la trasladó hasta el Gregorio Marañón.

Estaba grave y los análisis demostraron que en su sangre no había rastro ni de drogas ni de alcohol. Eso sí, había sido salvajemente agredida y presentaba numerosas heridas y contusiones por todo el cuerpo. Del caso se hizo cargo la Policía Nacional. Una vez comprobada la identidad de Roxana bastó tirar de su historial para hallar al sospechoso: su marido.

Tentativa de secuestro

Además de la ristra de detenciones realizadas por la Guardia Civil de Rivas, la condena firme y la posterior orden de alejamiento, los agentes averiguaron también que el presunto agresor había intentado secuestrar a su pareja hacía un par de años en Rivas.

Con todos estos datos, la Policía estableció el correspondiente dispositivo de localización con el fin de detener a Carlos por golpearla brutalmente y dejarla malherida, con riesgo de ahogarse. Esto sucedió al día siguiente cuando él salió de trabajar en el distrito de Fuencarral. Eran las 15 horas.

El Juzgado de Violencia sobre la Mujer nº 2 de Madrid, que se ha inhibido en favor del nº 1 de Arganda, ha decretado una orden de alejamiento del supuesto autor de los hechos y su mujer de 500 metros. Esta sigue en la UCI.

 

Anuncios