http://www.abc.es/deportes/motos/abci-brillante-carrera-truncada-agresion-sexual-201702220841_noticia.html

Su ilusión y su talento se vieron apagados de golpe. Por un acto deplorable en la que se vio indefensa y sin poder reaccionar. La joven promesa del motociclismo Elena Myers ha denunciado que en 2014 sufrió abusos sexuales por parte de un fisioterapeuta de u hotel de Filadelfia. Un hecho que la marcó hasta el punto de aborrecer las motos y todo lo relacionado con ellas.

Abadonó su prometedora carrera en 2015 de repente, la piloto estadounidense ha querido expresar por qué desapareció: «Como muchos sabéis, no compito desde 2015. Muchos me habéis preguntado por qué no, pero nunca di una respuesta completa. La verdad es que tenía miedo de hablar y perder el apoyo de amigos, familia, patrocinadores. Pensé que dejar todo atrás, enterrarlo y cargar con ello para siempre. Pero estaba equivocada y no quiero callarme más. Un día después de la última carrera de 2014 fui agredida sexualmente por un fisioterapeuta en el Hotel Loews de Filadelfia. Denuncié los hechos a varios empleados pero nadie me ayudó. Este artículo, en el Philadelphia Magazine, es un comienzo para compartir la dolorosa verdad sobre lo que me ocurrió durante y después del asalto. Espero que ayude a otros hombres y mujeres a recibir la ayuda necesaria para superar este trauma. Por favor, no os calléis». Así comienza su relato en su página de Facebook, y remite a la revista donde cuenta los hechos.

En la publicación, Myers indica que en el spa del hotel, el masajista que había contratado comenzó a tocarle los genitales por encima de las bragas y a apretarle el culo. Presentó una queja y lo único que recibió fue una disculpa y una comida gratis. Pensó en ir a la policía pero prefirió guardárselo.

El fisioterapeuta en cuestión, Jerome McNeill, ya había sido denunciado por otra agresión en el mismo hotel y hasta fue acusado de violar a una niña de 12 años, aunque no fue condenado porque en el jucio no apareció el testigo principal.

Myers ha decidido contar su historia para que no se repita y porque ha pasado un infierno personal. Admite en la entrevista que solía ser una persona alegre, pero que después de la agresión se convirtió en una persona muy temerosa, con ataques de ansiedad.

Y con un odio por las motos que han hehco abandonar su brillante carrera. Fue la primera mujer en ganar una carrera de la AMA (Asociación Americana de Motociclismo), en Supersport, y aunque llegó a probar MotoGP, decidió que Superbikes era lo suyo. En 2015 terminó quinta.

 

Anuncios